Publicado el Deja un comentario

¿Trabajas desde casa o vuelves a la oficina?

¿Trabajas desde casa o vuelves a la oficina?
¿Trabajas desde casa?

La crisis del Coronavirus ha cambiado el concepto de trabajo que todos teníamos hasta ahora. La gran mayoría de los españoles estaban acostumbrados a desplazarse para trabajar. Con el Covid estos desplazamientos se vieron interrumpidos y las empresas que pudieron enviaron a sus trabajadores a casa. Después de un año y tras la aparición de la vacuna, los trabajadores están divididos. Unos vuelven espantados a su ansiada oficina mientras que otros han descubierto las delicias de trabajar desde casa. ¿Y tú? ¿Trabajas desde casa o vuelves a la oficina?

Hay trabajos que pueden realizarse estupendamente desde casa con una buena conexión a Internet. Casi todos los trabajos que se realizan en un despacho puedes realizarlos en casa, con la ventaja de que trabajas en tu propio ordenador y no tienes que soportar atascos para ir al despacho ni sufrir las inclemencias del tiempo cuando te diriges al trabajo. También es más fácil conciliar si tienes niños pequeños o personas mayores a quien cuidar.

No obstante necesitas un tiempo de adaptación. Muchos trabajadores cuando empiezan en el entorno digital se quejan de invertir más tiempo con el ordenador que cuando iban a la oficina. A menudo esto se debe a que desconocemos lo que la tecnología puede hacer por nosotros.

Desde que comenzó la pandemia he observado a personas de mi entorno que, hasta el momento eran alérgicas al ordenador, trabajando con el portátil, la calculadora, el calendario de la cocina, la agenda y demás enseres desparramados por la mesa y maldiciendo desde la toma de corriente hasta el último chip del aparato que tenían delante. Les resultaba difícil ver al ordenador como el cuartel general que integra en sí mismo todos esos utensilios.

Ha pasado más de un año desde entonces y he visto cómo esas mismas personas se desenvuelven con bastante soltura. Ya tienen configurada su VPN, su certificado digital y se han acostumbrado a tener reuniones online desde la comodidad de su casa. Esto es sólo el comienzo.

También hay personas que llevadas por la inercia han abrazado la tecnología con más entusiasmo y quieren tener un pequeño rinconcito desde el que ofrecer sus servicios. A todas les envío un abrazo virtual y les doy la bienvenida a ese salto tecnológico que está convirtiéndose en su nueva vida.

Si estás buscando tu pequeña parcela en Internet, échale un ojo a Unifiloweb.

¿Trabajas desde casa?

Deja una respuesta