Publicado el Deja un comentario

Ser tu propio jefe

Ser tu propio jefe
Ser tu propio jefe

Unos cuantos posts atrás establecimos que el autónomo era su propio jefe. También traté las responsabilidades de todo autónomo en otro artículo. De esto se deduce que ser tu propio jefe y no tener que dar cuentas a nadie son dos cosas diferentes. ¿Entonces en qué consiste ser tu propio jefe?

Ser tu propio jefe implica que eliges los proyectos en los que participas. Modelas a tu cliente ideal. Decides el tipo de trabajo que haces. Organizas tus horarios y rutinas. Bueno, sí, a medias.

De todo esto que te acabo de mencionar lo único que verdaderamente te pertenece es tu tiempo, que debes de gestionar de manera inteligente a lo largo de la semana. El resto es algo que te llevará más tiempo de conseguir. Ármate de paciencia. Digo esto porque al principio no vas a tener mucho donde elegir. Partimos de la base de que eres un recién llegado y nadie te conoce así que tienes que ser flexible. Quizá tengas que sacrificar un poco tu enfoque e incluir algunos servicios en los que no habías pensado en un principio. 

Si buscas un proyecto de envergadura para un cliente muy importante, lo más seguro es que tu ego se pegue un batacazo monumental. Tienes que priorizar y cuando empiezas tu principal meta es darte a conocer. No esperes que los proyectos en los que te embarques sean la octava maravilla. La finalidad de tus primeros proyectos es proporcionarte rodaje, no te conviene hacerle ascos a casi nada, de momento. Tiempo tendrás para volverte exigente.

Aquí quiero hacer una puntualización. Lo primero que debes tener presente es que no hay proyecto pequeño y que todos los clientes son importantes. Piensa en los médicos. Los médicos salvan vidas, pero también se ocupan de poner escayolas y tratar la conjuntivitis. Imagina que vas a la consulta del médico con ese orzuelo que te martiriza y él te rechaza porque lo que tienes no queda bien en su currículum.

Con los clientes te va a pasar otro tanto de lo mismo. De momento el cliente será la persona que te compre. Como siempre digo, merece tu atención. Todos los autónomos somos en cierto modo como los médicos. Nos ocupamos de las dolencias de nuestros clientes para tratarlas y hacer que se sientan mejor. No importa el tiempo que lleves en esto. Tanto si empiezas como si ya has conseguido ese tipo de cliente que anhelabas no debes de olvidar tus comienzos. Trátalo como si fuera tu primer cliente.

Hagas lo que hagas y ofrezcas lo que ofrezcas necesitarás una web. Unifiloweb te viene al pelo. Es una web completa realizada en WordPress con WooCommerce.

_____________________________________

Si aún no tienes una web para vender tus productos échale un vistazo a Unifiloweb. Una web completa desarrollada en WordPress con WooCommerce. Sin compromiso.

__________________________________

¿Te animas a ser tu propio jefe?

Deja una respuesta