Publicado el Deja un comentario

Front end y back end

Dibujo de dos personajes representando el front end y el back end
Front end y back end

Ya estoy hablando raro otra vez. ¿A qué se refieren estos términos? No, no son personajes de ficción. Si eres desarrollador sin duda sabes de lo que se trata. Si no es el caso, te diré que tu web no existiría sin ellos. En mi post de hoy te explico lo que son el front end y el back end.

Cómo te decía son dos caras de la misma moneda, tu web. Pero ¿qué son exactamente? La manera más clara de definirlos es como la forma y el fondo de tu web. Sí, sé que esto no es suficiente. Ten paciencia. Vamos a profundizar un poco más.

Front end

 Visualiza una web cualquiera en tu mente. Seguro que ves ante ti una cabecera con un menú capaz de enlazar cada una de sus páginas. A continuación tienes una sección más o menos amplia dedicada al contenido principal. Al final, la página está rematada por un pie de página con algunos enlaces.

Corresponde a la capa de arriba, de tu web. Es lo que todo el mundo ve, la receptora de los estilos que le dan coherencia tanto en la distribución, como en las fuentes tipográficas y la paleta de colores. Posibilita el diseño responsive para que la página se vea bien en todos los dispositivos. También establece la arquitectura de la página que le viene dada fundamentalmente por el marcado HTML. Puede contener algo de JavaScript para añadir algún tipo de comportamiento visual.

Esto es en líneas generales el front end de una web. Todo este código se ejecuta del lado del navegador y es accesible para todo el que sepa interpretarlo, basta con hacer clic derecho con el ratón y elegir “ver código fuente de la página”.

Back end

Aunque la primera capa se ocupa de parte de la funcionalidad de tu web, no se ocupa de toda. Es decir, el front end se ocupa de la navegabilidad de tu web. Pero tu web no se limita a llevarte de un lado para otro. Hay tareas más comprometidas que deben mantenerse ocultas en un segundo plano, como la gestión de un formulario, o el pago a través de una pasarela.

Sería desastroso que pudiéramos acceder a las contraseñas a través del código fuente. Eso no pasa porque este nivel de código se ejecuta del lado del servidor, con grandes medidas de seguridad. Es privado, no es accesible.

¿Cómo gestiono yo esto?

Tranquilo. Con WordPress sólo tienes que elegir la plantilla que más te guste, o modificarla en el caso de plantilla de bloques a tu gusto. Tú te ocupas del front end y WordPress se encarga de todo lo demás. Su código interno y los plugins delegan en el servidor  la parte que tenga que ser gestionada en el back end.

No debes tocar el código interno, a no ser que seas programador back end o full stak. Bueno, hasta aquí el artículo de hoy. Espero haberte ayudado. ¿Qué tal va el diseño de tu página? Déjamelo en los comentarios.

UNIFILOWEB

Si aún no tienes una web para vender tus productos échale un vistazo a Unifiloweb. Una web completa desarrollada en WordPress con WooCommerce. Sin compromiso.

Deja una respuesta