Publicado el

Cambios en Unifilomedia

Dibujo de un pollito saliendo del cascarón.
Cambios en Unifilomedia

Hoy no voy a hablarte de CSS, ni de WordPress. El post de hoy es diferente, trata de esta web y de su futuro. Estoy trabajando en cambios importantes, por eso hoy te hablo de los cambios en Unifilomedia.

Ya he dicho que una web es como una casa, nunca está acabada. Las casas se van haciendo poco a poco, lo mismo pasa con las webs. Para muchos el cambio en una web tiene que ver más con el diseño. Para mí es algo más profundo. Si me lees, a estas alturas sabrás que estoy más preocupada por el fondo que por la forma.

No voy a cambiar de tema, al menos esa no es la idea. Storefront es un tema sencillo y funcional, además me da pereza trasladar todos los cambios que he realizado en el CSS y eso no es lo importante.

Lo realmente importante es el propósito de la web, qué es lo que hace. Eso es lo que quiero cambiar, espero que para bien. Realizo estos cambios no pensando en Google sino pensando en ti, en ofrecerte algo que realmente te sirva.

Este post es más bien una medida de cortesía. No quiero que te ocurra como a mí que fui el otro día a hacer unas fotocopias y descubrí que la antigua copistería es ahora una tienda de frutos secos. A lo que iba, para introducirte en los cambios de Unifilomedia empezaré con un poco de historia.

Desde sus comienzos esta web ha sufrido varias mutaciones. Empezó siendo una web informativa sobre el proyecto Unifilomedia. Mucho después pasó a ser una tienda, esa es la versión actual.

A pasado de ser Unifilomedia a ser Unifilomedia software adaptado y más. Con el cambio el proyecto inicial quedó un poco desdibujado, perdido, como una categoría más. Quiero revitalizarlo, no pertenece al pasado, es algo vivo que sigue en marcha.

Ya te he comentado que hay varias personas en mí. Esta web solo representa a la desarrolladora, la filóloga tiene que contentarse con escribir artículos pero se muere por salir. Quiero hacerle un hueco. Por supuesto que no voy a prescindir de mis dibujos, forman parte de mí.

Intentar aunar todas mis facetas en una web no es fácil, pero me estoy esforzando y espero que el resultado final te guste. No puedo adelantarte nada. Será mi regalo de Navidad.

Es posible que, hasta que me desenrede un poco no pueda escribir tan a menudo como hasta ahora. La única neurona que me queda está escribiendo estas líneas y la necesito para que maquete, redacte y de forma a la nueva web.

Hasta aquí el artículo de hoy. Esto no es un adiós sino un hasta luego. Te deseo la mejor de las Navidades y espero que el Año Nuevo venga cargado de esperanza, ilusión y fuerza para que lleves a buen puerto tus proyectos. Un abrazo enorme. Nos vemos pronto. No dejes nunca de perseguir tus sueños. 🙂